Sorabji – Toccata seconda (estreno en España)

Durante el año 2019 interpretaré la obra Toccata seconda per pianoforte de Kaikhosru Sorabji (1892-1988), compositor inglés de ascendencia india que escribió algunas de las obras más extensas y complejas – y ciertamente fascinantes – de la literatura pianística. Toccata seconda (1934) es una obra de dos horas y media de duración que se ha interpretado en concierto sólo dos veces en toda la historia; es, pues,  una auténtica rareza del repertorio del piano y un verdadero desafío para el intérprete.

Tocaré esta obra por primera vez en España en la Sala Eutherpe, en León (Calle Alfonso V, Nº10) el próximo 12 de enero de 2019, comenzando a las 19:00 h (atención, no a las 20:00 h). Más información aquí.

KAIKHOSRU SORABJI

Kaikhosru Shapurji Sorabji (1892-1988) es una figura fascinante en la historia de la música del siglo XX. Nacido en Inglaterra de padre indio-parsi y madre inglesa, fue prácticamente autodidacta en piano y composición, viajó poco y vivió prácticamente apartado de la vida pública – primero en Londres, después en un pueblecito de Dorset –dedicado a la composición de un conjunto extraordinario de obras, la mayoría de las cuales no se publicaron ni interpretaron durante su vida. De hecho, el propio Sorabji se opuso a la ejecución pública de sus obras durante más de treinta años – convencido de que ello era preferible a interpretaciones mediocres –, una actitud que sólo empezó a cambiar hacia el final de su vida.

Sorabji fue un compositor prolífico cuya producción se centró mayoritariamente en el piano. Escribió más de cien obras, muchas de las cuales son todavía desconocidas, ya que la mayoría de ellas quedaron sin publicar en forma de intrincados manuscritos que sólo paulatinamente están siendo editados y saliendo a la luz. Incluso las obras publicadas se interpretan muy raramente por su enorme duración y dificultad. Sorabji justificaba su creación de obras extensas y altamente elaboradas afirmando que, en el arte, “lo que importa son las necesidades de la música y no la conveniencia o comodidad del público”. Comparaba sus creaciones con las de los artistas y artesanos de Oriente Medio, y admiraba el arte oriental por su complejidad y riqueza de invención, semejantes – según él – a las de la naturaleza misma.

Las obras de Sorabji representan un inmenso desafío para el intérprete por su extremada dificultad de ejecución. No sólo su duración, sino también su complejidad textural y rítmica, su densa polifonía y virtuosismo trascendental las sitúan a menudo en el límite de lo “intocable”; no obstante, la individualidad de estas obras y la exuberancia de su escritura pianística las hacen únicas en la música occidental. Representan una fusión de la tradición occidental (principalmente la estética neobarroca de Busoni) con la influencia oriental (por su profusa ornamentación y su dilatada escala temporal).

TOCCATA SECONDA per pianoforte

Sorabji compuso cuatro obras para piano tituladas “toccatas” – la tercera se ha perdido – que definió como “obras de cierta extensión en numerosas secciones más pequeñas de carácter variado”, tomando como modelo la Toccata: Preludio, Fantasia, Ciaccona de Busoni, obra por la que Sorabji profesaba admiración.

Toccata seconda per pianoforte (1933–34) pertenece a una década extraordinariamente fértil en la vida creativa de Sorabji que vio la redacción de varias obras gigantescas, comenzando por Opus Clavicembalisticum (1930) y culminando con las aún más enormes Symphonic Variations for piano (1937) y Tāntrik Symphony for piano alone (1939). El compositor, evidentemente satisfecho con Toccata seconda, la describió como “una admirable obrita de 111 páginas, una de las mejores cosas que he hecho hasta ahora”. Al compositor escocés Erik Chisholm le escribió: “Creo que la Toccata te sorprenderá, especialmente la romántica Aria y el Nocturno de noche tropical. La fuga te dejará planchado. Técnicamente una fuga ‘simple’, contiene enormes episodios fugados sobre los cuatro contrasujetos, y creo que es de las mejores fugas que he hecho nunca. El Stretto es también imponente.”

En comparación con otras composiciones del mismo período, Toccata seconda es una obra más compacta y, a pesar de su considerable complejidad, es más accesible para el oyente por su lirismo y su división en múltiples movimientos de carácter contrastante, donde se alternan secciones de enérgico virtuosismo y movimientos lentos de gran sensualidad y delicadeza, sin faltar algún toque de humor. En conjunto podría ser una de las obras más atractivas de Sorabji y una excelente síntesis de su estilo.

Sólo ha habido dos interpretaciones públicas de Toccata seconda hasta hoy, la primera de las cuales fue ofrecida por el propio Sorabji en la que sería su última aparición como pianista, en diciembre de 1936, en Glasgow. La duración de esta “obrita de 111 páginas” es de unas dos horas y media.

ESTRUCTURA DE LA OBRA

Toccata seconda per pianoforte está compuesta por nueve movimientos representativos de los géneros estilísticos preferidos de Sorabji: formas de inspiración barroca (preludio coral, passacaglia, fuga), fantasías virtuosísticas y secciones rápidas de movimiento perpetuo, y sus característicos movimientos lentos (el nocturno “tropical” y el aria polifónica). Esta obra representa, por tanto, una atractiva síntesis del estilo de Sorabji, destilado en un formato relativamente compacto. El conjunto gravita alrededor de una gran passacaglia y una enorme fuga que cierran cada una de las mitades de la obra.

I. PRELUDIO-TOCCATA. Una fantasía virtuosística con abundancia de escalas y arpegios complejos, en la que se alternan episodios de movimiento perpetuo con pasajes más libres e improvisatorios. Comenzando con una sola voz, la textura se densifica gradualmente hacia el final, con proliferación de dobles notas, voces adicionales y polirritmos.

II. PRELUDIO-CORALE. Un movimiento lento y profundamente lírico. El tema del coral, polifónico y de carácter religioso, es sometido a variación y acompañado por contrapuntos en valores rítmicos progresivamente más cortos. El aumento gradual de tensión mediante aceleración, crescendo dinámico y textural conduce a un poderoso clímax.

III. SCHERZO. Una fantasía ligera y humorística de textura fragmentada, ritmos irregulares y rápidos cambios de humor, con una breve explosión virtuosística en la culminación. En un momento Sorabji cita paródicamente, en rápida sucesión, un tema de “Samson et Dalila” de Saint-Saëns, el himno nacional británico “God Save the King” y el aria de Mozart “Dove sono i bei momenti” de Le Nozze di Figaro.

IV. ARIA. Uno de los momentos más íntimos de la obra, este aria polifónica consiste en una red de líneas melódicas superpuestas, a menudo en relación polirrítmica, excepto en la introducción y en la coda, en las que una única línea melódica aparece envuelta por acordes tocados por ambas manos.

V. OSTINATO. Núcleo de la obra y culminación de la primera mitad, es una larga passacaglia sobre un bajo de 14 notas seguido de 49 variaciones de gran inventiva en la textura y figuración. El movimiento comienza tranquilamente, pero la textura y la tensión crecen gradualmente en varias oleadas hasta alcanzar máxima actividad en una serie de variaciones, para regresar de nuevo a la calma y desaparecer en el registro grave del teclado.

VI. NOTTURNO. El carácter lírico regresa en un sensual “nocturno tropical”, uno de los géneros más idiosincrásicos de Sorabji: una pieza en tiempo lento en la que se superponen líneas melódicas complejas (habitualmente cromáticas) y múltiples capas de decoración muy elaborada. Aunque la dinámica suele mantenerse en el nivel más suave, la intensidad de la música crece por densificación de la textura.

VII. INTERLUDIO-MOTO PERPETUO. El estilo de movimiento perpetuo del primer movimiento retorna en esta sección, que comienza con un diseño escalar análogo y utiliza figuraciones similares.

VIII. CADENZA-PUNTA D’ORGANO. Una breve fantasía virtuosística sobre una nota pedal (Mi bemol) que sirve de preludio a la subsiguiente fuga. El ritmo acelera gradualmente de corcheas a semicorcheas, concluyendo en una explosión de acordes en ambas manos.

IX. FUGA LIBERA A CINQUE VOCI. Es la sección más extensa de la obra, basada en un único sujeto extraordinariamente largo, pero expresivo. La fuga consiste en una doble exposición del sujeto en todas las voces, seguida de un tratamiento fugado de cada uno de los cuatro contrasujetos. La textura de cinco voces se expande en la “Coda-Stretta”  final, que combina varias versiones del sujeto y los contrasujetos en un último desarrollo densamente polifónico en el que parece imitarse la sonoridad del órgano. La obra concluye de forma radiante en un acorde de Si mayor.

MS detail

Detalle del manuscrito de Toccata Seconda (Coda-Stretta).

 

Fuente bibliográfica para los datos biográficos, citas y todo tipo de información sobre Sorabji y su obra:

Marc-André Roberge, Opus Sorabjianum: The Life and Works of Kaikhosru Shapurji Sorabji. (Version 1.16). Québec, 2017. Disponible gratuitamente en línea en la página del profesor Roberge, Sorabji Resource Site.

Anuncios